Agosto 29, 2014. Mira Hacia Arriba

Jesús dijo: “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 16:25). El que trate de encontrar su identidad, propósito y significado de la vida en sí mismo, es decir, en el orden natural de las cosas, perderá todo. Nosotros, de manera natural, vemos la vida desde nuestra propia perspectiva, y vemos a la gente y los acontecimientos únicamente en relación con nosotros mismos. Pensar que el mundo gira a nuestro alrededor es una ilusión. Las personas que tratan de definirse y defenderse a sí mismos y no van más allá de ellos mismos, nunca descubren la persona que Dios quiso que fueran.

Aquellos que sólo desean la materia, la deshonran. La persona que busca sólo el cuerpo, lo hace menos. Los que desean sólo las cosas de este mundo en realidad lo mancillan. Nosotros “atendemos el jardín” trascendiéndolo. El tulipán no se abre hasta que el sol brilla sobre él. Nosotros vivimos en oscuridad hasta que el Hijo resplandece sobre nosotros. “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios” (Colosenses 3:1-3).

Sheila Cassidy, una doctora británica, fue encarcelada en Chile en 1975 para darle tratamiento médico a un revolucionario. Fue torturada y trasladada a otra celda donde encontró una Biblia destrozada. Al abrir la Biblia vio una imagen de un hombre siendo golpeado por rayo, trueno y granizo. Al principio, ella se identificó con el sufrimiento del hombre, y anhelaba ser libre de la prisión y el tormento. Luego miró la parte superior de la imagen y vio la mano de Dios, que bajaba, y las palabras de Romanos 8:39: “¡Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!” (DHH).

Ya no se veía a sí misma como un gusano sufriendo, sino como una hija de Dios que fue enviada allí para ministrar a las mujeres marxistas. Realizó servicios para ellas y descubrió su propia liberación del odio y la gran libertad que viene de ello. Después de ocho semanas fue liberada de la cárcel. Si usted quiere ver este mundo con claridad, “Poned la mira en las cosas de arriba” (Colosenses 3:2).

Dr. Neil
Traducción: William Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 28, 2014. Eventos Anteriores

Pregunta de un amigo de Facebook:

He sido afligido con ataques convulsivos que comenzaron después de escuchar “que yo no ayudo”. No estaba seguro de lo que eso significaba. Un día, mientras caminaba, una voz, suavemente y con firmeza, me dijo: “Te voy a arrancar los músculos de los huesos”. Un poco más adelante, en medio de una calle de dos carriles, perdí el conocimiento con una convulsión. Cuando desperté, camino al hospital, no podía levantar los brazos, y sufría un dolor insoportable. Al día de hoy me duelen y sé que necesito algún tipo de cirugía. ¿Tiene usted alguna idea de quién o qué me hizo esto?

No tengo ni idea lo que él quiso decir con “que yo no ayudo”. ¿Era también una “voz” o un pensamiento, o escuchó esa declaración de otra persona? ¿Había él hecho algo mal? Debemos siempre determinar el contexto de algunos acontecimientos y averiguar lo que ocurría justo antes del acontecimiento, cuando estemos ayudando a la gente con problemas a tener una mayor claridad sobre el asunto. Siempre hay una relación de causa y efecto. La causa que lo produjo pudo ser un engaño espiritual. Si alguien estuviera prestando atención a un espíritu engañador y actuara consecuentemente, ¿cómo podrían los médicos o consejeros seculares llegar al diagnóstico correcto? El hombre que hizo la pregunta de arriba probablemente sería visto como esquizofrénico por el mundo secular.

Hay varias narraciones en las Escrituras de demonios que afligen a personas con síntomas similares a convulsiones (ver Lucas 9:37-43), pero no se apresure en sus conclusiones. También podría ser un problema neurológico. Los buenos médicos no recetan medicamentos o recomiendan procedimientos sin hacer las pruebas necesarias para llegar a un diagnóstico correcto. Algunos procedimientos requieren permiso expreso por escrito de los pacientes. Si alguien viniera a mí con esta historia, yo buscaría mayor claridad sobre la historia de tal persona y acerca de los acontecimientos que condujeron a su primera convulsión. También me gustaría saber cuáles eran sus hábitos de salud, o la falta de ellos. Luego le pediría permiso para conducirlo a través de “Los Pasos Hacia la Libertad en Cristo”, que no podrían hacerle daño. Si eso no resuelve sus problemas, entonces le recomendaría que consulte a un médico.

Por último, sus músculos no fueron arrancados de sus huesos, a menos que las convulsiones fueran tan violentas que los tendones se rompieran en sus brazos (lo cual es improbable). Satanás es el padre de mentira. Preguntas como esta revelan cuan necesario es buscar una respuesta completa, y por qué el Señor nos dijo que buscáramos primero el reino de Dios.

Dr. Neil
Traducción: William Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 27, 2014. Revelación versus Evolución

No creo que haya ninguna contradicción entre la revelación divina y la ley natural, porque ambas proceden de Dios. Los puntos de vista conflictivos proceden de los teólogos y científicos. La teología es el intento de los cristianos de sistematizar la verdad o revelación divina. La ciencia es el intento de la humanidad para comprender la ley natural.

Conforme he madurado en Cristo mi teología ha cambiado con los años. Esto debe pasarle a todo mundo o no están creciendo. Lo que no ha cambiado es la verdad. La ciencia también ha cambiado dramáticamente durante el curso de mi vida, pero la ley natural no ha cambiado. Hace cinco años, los científicos y los políticos hablaban del “calentamiento global”, pero los datos actuales les han obligado a moderar su postura. Así que ahora la cuestión es el “cambio climático”, lo cual deja mucho espacio para la flexibilidad. Sin importar los cambios que ocurran, podrán decir: “Vean, se los dijimos”.

Los científicos y los teólogos tienen dos agendas diferentes. Los teólogos se rompen la cabeza sobre la naturaleza de la existencia y tratan de explicar cómo surgieron las cosas de la nada. Los científicos están diferenciando unas cosas de otras. La teoría de la evolución de Darwin no dice nada sobre el origen de las especies. Es una teoría sobre algo convirtiéndose en otra cosa. La mayoría de los científicos se contentan con decir: “Bien, “esto” está aquí, vamos a tratar de entenderlo y trabajar con ello”.

No habría discusión si lo único que existiera fuera “esto”, es decir, la materia, en oposición a un “él”. La creación de Adán a imagen de Dios es donde las dos disciplinas tienen problema para conciliarse. Si la humanidad es producto accidental de la evolución, entonces también lo es el espíritu. Entonces la materia sería la primera causa de todo. Si esto fuera cierto, entonces Dios se desvanecería junto con cualquier teoría de la creación. Yo creo que el cielo y la tierra provienen de un diseño inteligente, que ningún mortal podría elaborar. También creo que Dios creó a Adán y Eva a Su imagen para que ellos y sus descendientes pudieran gobernar sobre Su creación. Parte de esta tarea es usar lo que Dios ha creado de una manera responsable, lo cual incluye la protección del medio ambiente.

Dr. Neil
Traducción: William Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 26, 2014. Verdadera Justicia

Aleksandr Solzhenitsyn fue encarcelado en Rusia por escribir sobre las injusticias sociales. Estaba sentado en una banca en la cárcel cuando un desconocido dibujó una cruz en el suelo frente a él con un palo. Eso sirvió como catalizador para la liberación de su alma. Se dio cuenta de que podía ser libre en la cárcel. Después de ser liberado de prisión migró a los Estados Unidos, pero estuvo tan desilusionado por la forma en que damos por sentada nuestra libertad política que regresó a Rusia. Después de haber experimentado la revolución rusa y el gobierno opresivo del comunismo, escribió un libro intitulado Agosto de 1914. En ella, cuenta la historia de dos estudiantes rusos que se dejaron arrebatar por el idealismo revolucionario y el fervor patriótico. Estos, entablan una conversación con un hombre sabio que trata de explicarles que cambiar el mundo por medio del intelecto racional es una falsa esperanza.

El hombre sabio dijo: “¿Quién sería tan presuntuoso como para afirmar que tiene la capacidad de inventar condiciones ideales? … La presunción es el indicador de un desarrollo intelectual limitado. Una persona cuyo desarrollo intelectual es limitada es presuntuosa; aquella cuyo intelecto está altamente desarrollado es humilde”. Después de mucho debatir, los jóvenes preguntaron: “Pero, ¿no es la justicia un principio suficiente sobre la cual fundar el orden social?”. El sabio respondió: “¡Por supuesto! Pero no en nuestra propia justicia como la imaginamos para nosotros mismos en algún cómodo paraíso terrenal. Más bien, aquella justicia que es antes que nosotros, que existe sin nosotros y para su propio bien. Y debemos conformarnos a ella”.

Solzhenistzen nunca usó la palabra de Dios, pero estaba describiendo la verdadera adoración. No inventamos la justicia, nos conformamos a un Dios justo. Eso por sí solo es la única garantía de libertad para todas las personas. Lo que estamos presenciando en Ferguson, Missouri es justicia inventada. Michael Brown, un afroamericano, fue trágicamente balaceado por un oficial de policía de raza blanca en una comunidad predominantemente afroamericana. Desde una perspectiva humana puedo entender por qué había prisa para hacer un juicio inmediatamente, impulsado por las injusticias raciales pasadas. El Fiscal General (considerado el “máximo policía” en Estados Unidos), un afroamericano, fue a Ferguson y visitó a la familia de Michael Brown. Supongamos que el policía hubiera sido afroamericano y fuera asaltado por una persona caucásica de 136 kilos, a quien le hubiera disparado, presuntamente, en defensa propia. ¿Qué familia hubiera visitado?

Todos tenemos nuestros prejuicios. Dondequiera que el cristianismo ha florecido, ha aumentado la justicia social, pero nunca tendremos justicia perfecta en este mundo. Es por eso que hay un juicio final, y al final habrá justicia. Oro para que la gente de Ferguson no invente la justicia, sino que se humillen y conformen al Único que es justo. Esa es su única esperanza de libertad y paz.

Dr. Neil
Traducción: William Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 25, 2014. La Regla de Oro

En los tiempos de Cristo, al rabino Hillel se le pidió que resumiera el judaísmo. Respondió: “Lo que sea ofensivo para ti, no lo hagas a tu prójimo. Esa es toda la ley. Todo lo demás es interpretación”. Esa es la regla, no tan de oro, de la represalia. Estamos siendo testigos de ello hoy en Israel. Le están diciendo a Hamás (Movimiento de Resistencia Islámico) “No disparen cohetes contra nosotros, y no dispararemos contra ustedes”. Cualquier persona razonable diría que Israel tiene derecho a defenderse, y Hamás está totalmente equivocado en tratar de aniquilar a Israel. Hamás violó la regla de la represalia iniciando los ataques, pero ambos lados han violado la regla de la gracia.

Jesús le dio la vuelta a la regla de la represalia de su forma negativa a una positiva, cuando dijo: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”. (Mateo 7:12). El médico que hizo el juramento hipocrático de no hacer daño fue a Liberia y se puso en riesgo al trabajar con enfermos de Ébola. Esa es la regla de la gracia. Los cristianos no son sólo salvados por gracia, se rigen por la gracia, o deberían. Al final, esto determinará si somos ovejas o cabras según Jesús (ver Mateo 25:31-46).

Me he alojado en el mismo complejo misionero ELWA en Liberia. Christine Norman es nuestra representante en Liberia. Ella es la hija del presidente que fue asesinado en 1980. Inmediatamente después, el país se sumió en una guerra civil que duró doce años, seguido por una dictadura despiadada. El país se está recuperando poco a poco y estoy seguro de que Jesús les está diciendo a ese doctor y a Christine, “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mateo 25:40).

Dr. Neil
Traducción: William Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 22, 2014. Abandono

El Credo de los Apóstoles afirma que Jesús descendió al infierno, que es una traducción de la palabra Seol. El hebreo sólo tiene una palabra para el infierno y la muerte y que es Seol. El énfasis no debe estar en el destino, sino en el aislamiento. La muerte significa estar separado de, que es lo que Jesús estaba experimentando en la cruz y por lo cual exclamó: “Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”. Entre el dolor insoportable de la crucifixión y la resurrección, Jesús descendió al abismo de la soledad, del completo abandono. Murió físicamente y sufrió completa soledad, la cual es una perspectiva aterradora.

Caminar solo en la noche por el bosque puede ser aterrador, aunque no haya ninguna razón física para tener miedo. El miedo es mucho más fácil de resolver si el objeto de temor se puede identificar. El temor que viene de estar totalmente solos habla de nuestra vulnerabilidad. No podemos librarnos de él con una explicación racional. Después de que los aviones se impactaron en las torres gemelas en Manhattan yo no podía quedarme en mi propia casa. Sentí una urgente necesidad de estar con otras personas. Desde el principio del tiempo, Dios dijo que no es bueno estar solo.

¿Alguna vez ha ido a una funeraria para ver a un ser querido y estaba ahí usted solo, o se ha sentado en una habitación a solas con un cadáver? ¿Se sintió incómodo? ¿Inquieto? ¿Tal vez se sintió un poco asustado a pesar de saber que la persona muerta no podía hacerle daño? Este no es miedo a nada en particular, sino miedo de estar solos con la muerte. Esto habla de la más básica de las necesidades humanas, que es la tener un sentido de pertenencia, y por la cual muchos luchan con problemas de abandono. Jesús se sumergió en el abismo del abandono. Cada vez que pensamos que estamos completamente solos, ahí está Él. El infierno y la muerte han sido vencidos. Se han abierto las puertas del Seol. La vida y el amor han conquistado la tumba. Debido a que Jesús fue abandonado, nunca tendremos que sufrir solos. Él nunca nos dejará ni nos abandonará.

Dr. Neil
Traducción: Ricardo Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 21, 2014. El Retablo de Isenheim

El Retablo de Isenheim de Matthias Grünewald es un poderoso cuadro de la crucifixión. Se encontraba en un monasterio de los Antonianos Hospitalarios donde las personas fueron atendidas durante las plagas que afligieron a Europa durante la última parte de la Edad Media. En el cuadro, Su cuerpo está cubierto de heridas. “Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores” (Isaías 53:4). En Su aflicción se hizo uno con los afligidos.

Me temo que muchos han perdido este entendimiento de la redención. Su visión de Jesús es más como el versículo anterior en Isaías: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53:3). No quieren la redención a través del sufrimiento. Quieren ser redimidos del sufrimiento. Han dejado de esperar la ayuda de Dios, y tratan de humanizar todas las instituciones terrenales.

En Occidente, esto empezó con la Ilustración del siglo XVIII. Si los filósofos humanistas, como Kant y Hegel, estaban en lo correcto, entonces deberíamos ser más libres, razonables y disciplinados. Esto requeriría una perspectiva superior de la humanidad que la de Dios. El comunismo fue el siguiente movimiento en crear un orden social igualitario sin Dios, sólo que las masas no fueron iguales con los gobernantes dictadores. Ahora tenemos órdenes sociales liberales que van a cambiar fundamentalmente a América, por desgracia muchos han tenido éxito. Al parecer, están fascinados por el “progreso” que ha ocurrido en Zimbabue, Venezuela, Sudáfrica, etc. El movimiento de la Nueva Era dice que somos dioses. ¿No es la autonomía el centro de todos estos movimientos?

C. S. Lewis escribió, “entregar la voluntad que hemos reclamado por tanto tiempo para nosotros mismos, produce en sí, dondequiera y comoquiera que se haga, un gran dolor”. No sé de ninguna manera de morir a la autonomía (el yo) sin dolor. “Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal” (2 Corintios 4:11). Nosotros somos sus hijos, “y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” (Romanos 8:17-18).

Dr. Neil
Traducción: Ricardo Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 20, 2014. Los Martirios

La prensa liberal ha mantenido un extraño silencio sobre la persecución de los cristianos en todo el mundo. El doble de cristianos han muerto a causa de su fe este año que el año pasado en África del Norte, Líbano, Siria e Irak. El naciente estado islámico, ISIS, está cometiendo atrocidades que rivalizan o superan el holocausto. Todo esto ocurre mientras 6 millones de israelitas luchan por sobrevivir como nación, estando rodeados por cientos de millones de musulmanes que quieren aniquilarlos, al mismo tiempo que el antisemitismo está creciendo nuevamente en Europa.

Fue una de las personas elegidas la que primero gritó, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Salmo 22: 1), cuando Israel estaba siendo sitiado por su fe. Si el Hijo de Dios gritó las mismas palabras mientras sufría un dolor insoportable (Mateo 27:46), entonces, ¿dónde podemos encontrar a Dios? Cuando Jesús pronunció estas palabras, no estaba declarando que Dios estaba ausente. Se estaba volviendo a Él en oración. En la cruz, Jesús entró y compartió la aflicción de los condenados. Los que sólo oyen de tales atrocidades en el sillón acolchado de su propia prosperidad son a menudo los que preguntan, “¿dónde está Dios?”

Los que están en la batalla son los que más probablemente descubran a Dios. No fue casualidad que los más despreciados y perseguidos se convirtieron en el pueblo de la revelación, como lo fue por diseño, que el que más sufrió fuera la máxima revelación de Dios. La fe en Dios fluye de la cabeza herida del Cristo Crucificado. El espectador satisfecho ve la cruz como un cruel símbolo de la depravación humana, pero los que han entrado en los sufrimientos de Cristo ven la cruz como la imagen del consuelo y la esperanza.

Dr. Neil
Traducción: Ricardo Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 19, 2014. No Es Lo Que Yo Quería

Pregunta de un amigo de Facebook:

Cuando uno le pide algo a Dios, y lo recibe, pero ocurre de una manera traumática, ¿viene esto de Dios o de Satanás? La persona obtiene lo que pidió, pero de una manera que no quería y en una forma traumatizante.

Es imposible de decir. En primer lugar, el momento de los dos eventos puede coincidir. Es muy difícil establecer la causa cuando se hace oración. Todos los cristianos le han dado gracias a Dios por las oraciones contestadas cuando las circunstancias han sido favorables, pero si no, de todos modos pudo haber sido la respuesta de Dios.

En segundo lugar, ¡tenga cuidado con lo que pide! Los israelitas se cansaron del maná, y dijeron: “Danos carne que comamos” (Números 11:13). Dios les dio tanta carne para comer, que se les salía por las narices y la aborrecieron (Números 11:20), por cuanto rechazaron al Señor. Deberían haber estado agradecidos de que Dios los había liberado de Egipto. Siempre debemos presentarnos ante Dios con acción de gracias, y con la motivación correcta. Santiago escribió: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites” (Santiago 4:3).

En tercer lugar, Dios nos dará lo que necesitamos, pero no necesariamente lo que queremos, porque realmente no sabemos lo que es bueno para nosotros. Algunas personas oran para ganarse la lotería, pero ha sido una experiencia negativa abrumadora para algunos de los que se la han ganado. “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (Mateo 6:31-32).

En cuarto lugar, “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? ” (Mateo 7:7-11).

Dr. Neil
Traducción: Ricardo Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.

Agosto 18, 2014. Pensamientos Puros

Pregunta de un amigo por correo electrónico:

Cuando una persona tiene lujuria o está enojada sólo en su mente, pero no comete en sí el acto pecaminoso, ¿no sería eso ya pecar? Si esto es así, entonces ¿cómo funciona el detener el pensamiento en el umbral de la mente, ya que uno ya ha cometido pecado de lujuria en el momento que entra a la mente o de ira cuando entra por la puerta de nuestra mente? Lo mismo va para la envidia. Uno puede envidiar sin dejarlo ver. ¿Sería esto ya haber pecado?

¡Estas son preguntas enredosas! No nos engañemos. Nuestra vida sólo puede ser tan pura como nuestros pensamientos. “Abominación son a Jehová los pensamientos del malo; Mas las expresiones de los limpios son limpias” (Proverbios 15:26). Es por eso que el apóstol Pablo escribió: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4: 8.). Si usted quiere vivir una vida recta, necesita continuar con el siguiente versículo, es decir, vivir la verdad, hacer lo honorable y justo, etc. “Esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros”.

Así como vivir una vida justa empieza por pensar o creer los pensamientos correctos, el pecado comienza entreteniendo malos pensamientos. No hacemos nada sin pensarlo primero, porque cada acción es precedida por un pensamiento. Así que en cuanto usted sea tentado, elija la vía de escape, fijando sus ojos en Jesús, el autor y consumador de nuestra fe. Pablo escribió: “Todo lo que no proviene de fe, es pecado” (Romanos 14:23).

Esto realmente pone de relieve el problema del legalismo; enorgullecernos por no matar, no envidiar, o no cometer adulterio, cuando en realidad lo hemos hecho en nuestros corazones. Jesús dijo: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera parecéis justos a los demás, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad ” (Mateo 23:27-28).

En nuestro ministerio ayudamos a la gente a ganar esa batalla por su mente, pero lo hacemos bajo la gracia de Dios. Los pensamientos de nadie son perfectamente puros, y en realidad todos seríamos culpables de asesinato, envidia y adulterio, pero hemos sido perdonados. No hay condenación para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8:1). Seamos honestos con Dios y con nosotros mismos y aprendamos a llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo.

Dr. Neil
Traducción: Ricardo Gallardo. Ministerio de Libertad en Cristo en México.