GUERRA ESPIRITUAL

El autor muestra, basado en las Escrituras, que el pueblo de Dios puede derrotar al enemigo debido al carácter de Dios, la certidumbre de sus promesas, nuestra autoridad como pueblo suyo, y más que todo, la victoria que Cristo ya ha ganado.

El autor no es de los que ven un demonio detrás de cada arbusto, pero tampoco subestima el conflicto espiritual.

Con gran equilibrio y mucha sensibilidad, insta a la iglesia a no sólo resistir los ataques del enemigo, sino también arremeter contra sus puertas y traer tantos cautivos como le sea posible al reino del Dios de amor.

 

Comments are closed.